Shopping Cart
Your Cart is Empty
Quantity:
Subtotal
Taxes
Shipping
Total
There was an error with PayPalClick here to try again
CelebrateThank you for your business!You should be receiving an order confirmation from Paypal shortly.Exit Shopping Cart

BLOG

BLOG

CERRAR LOS OJOS PARA NUTRIR EL ESPIRITU

Publicado el 24 Ee mayo Ee 2021 a las 6:50


CERRAR LOS OJOS PARA NUTRIR EL ESPÍRITU

Adaptado de Wong Kiew Kit

 

La expresión en Chino, “bei mu yang shen” significa “cerrar los ojos para nutrir el espíritu”. Para practicarlo, la persona se sienta en la posición con las piernas cruzadas, el medio-loto o el loto completo. También puede sentarse en una silla o asiento duro, erguido y recto, con los pies bien apoyados en el suelo y las manos descansando suavemente en los muslos. Normalmente, no necesita enfocar la mente en nada; simplemente debe cerrar los ojos suavemente y relajarse. A veces, puede que uno se duerma mientras está sentado y erguido. Cuando se despierte, se sentirá fresco y renovado.

Esta técnica de “cerrar los ojos para nutrir el espíritu”, suele hacerse durante periodos cortos, como unos minutos, pero cuando el practicante despierta, siente como si hubiese dormido durante una o dos horas. Con práctica, la técnica se puede alargar hasta las tres horas y uno tiene el mismo beneficio de haber dormido durante 10 horas. De hecho, en sus últimos años de vida, mi maestro, sifu Ho Fatt Nam, no dormía en la cama. Cada noche hacía “cerrar los ojos para nutrir el espíritu”.

Cuando escribí mi libro “El Arte del Shaolin Kungfu” hace años, a menudo empleé ésta técnica. Escribía durante mi tiempo libre hasta la hora de trabajar, cuando acababa mi trabajo, volvía a escribir el resto del tiempo libre. El hecho de no durmiera de la manera normal durante un mes y aún así, pudiese conservar la cordura y la vitalidad para acabar el libro sin que afectara a mis obligaciones cotidianas, habla muy bien de la técnica de “cerrar los ojos para nutrir el espíritu”.

Esta técnica, a diferencia de otras técnicas de meditación, es muy segura y puede aprenderse de libros o de la descripción que acabo de hacer, y después ser practicada por tu cuenta. Es muy útil cuando te sientes cansado o con sueño pero no tienes una cama para estirarte. Simplemente, encuentra un sitio adecuado para “cerrar los ojos y nutrir el espíritu” dutante unos minutos y te sentirás fresco y renovado cuando despiertes.

Categorías: Ninguna